Wikipedia

Resultados de la búsqueda

lunes, 18 de febrero de 2013

El perro de los campos 5 y 24


Cartavio Viejo tiene aún a sus antiguos relatores de esos sucesos sobre el campo de caña de azúcar y de otros cultivos que gusta a personas escuchar. Esta vez elegí a la entonces Cooperativa Azucarera Cartavio.


“En los diferentes campos de caña de azúcar se tienen diferentes horas de riego. Por el campo 5 y 24 donde termina la huaca “El Zapato” hay una compuerta de control de agua. Era entre las 12 de media noche y la 1 de la madrugada lo que te voy a contar. Le pasó a Jesús Reyes Aquino, hermano de tu cuñado Agustín, por el año 1984. Éste era bien palomilla así lo conocía.

Jesús estaba trabajando en esa zona y se escuchaba el sonido de que chancaban. Sonaba la palana con el machete. Al escucharse esto, el “tomero” fue a ver por qué tanto insistía esos golpes. Al llegar al lugar vió que Jesús estaba llorando, gritando y lo calmó. Le preguntó porqué estaba así y Jesús dijo que vió a un perro que ladraba mucho, de ojos rojos y que babeaba. Desde ese entonces pidió su cambio para trabajar en otro sector de la empresa cooperativa. Su pedido fue atendido y ya no trabajó más en ese cuartel”.

Nota: Chancar o topar los metales con fuerza era una manera de poder ahuyentar a los bultos o malo espíritus, lo mismo que hizo el afectado en este relato.

Vocabulario
Tomero: Persona encargada de las compuertas o tomas de agua que permite el paso del líquido a los cuarteles de caña.

Fuente oral
Juan Antonio Castillo Malqui (59 años).
El campo 05, al fondo el campo 24.