Wikipedia

Resultados de la búsqueda

domingo, 5 de agosto de 2012

Los dos patos de Moncada


Moncada es un pueblo, anexo de Cartavio que por ubicarse en un sitio campestre tiene un aire limpio y un verano estupendo. Justo al centro del poblado hay dos piscinas y a su costado el parque infantil ya sin sus juegos metálicos de antaño. Ahí, justo ahí ocurre un caso que una señora amable pudo alcanzarme.
El parque donde ocurrió el relato 

“Un señor llamado Sebastián Marcelino Machaguay, le tocaba trabajar de turno. Luego de su trabajo comenzó a caminar…..caminó muy cerca de lo que es la piscina. Pasaba con la bola de coca en su boca (chacchando).
Cruzando ese parque de ahí que ve Ud., a las 12 de la noche le pareció escuchar el gritar de patos….era la medianoche y se preguntaba ¿a esta hora patos? Se supone que a esa hora descansan estas aves de corral y que la gente no deja a sus animales por las calles así porque sí..
Durante la duración de esos gritos de patos quería acercarse a ver y su cuerpo se escarapeló, sintió miedo sin saber por qué. No sabía si mejor iba a echar su trago o ir a su casa. Decidió entonces su rumbo 'a tomar su copa' y caminando seguía escuchando el cantar de esos patos.
Ya llegando al otro lado a la altura de la casa de Don Rengifo volteó a mirar hacia el parque y vio a dos mujeres que se mataban de la risa….
Al estar en ese sitio de bebidas contó a los demás de lo que sucedió momentos antes. Luego de beber regresó por el mismo camino pero no estaban esas mujeres”.

Mientras hablábamos de este relato don Luis Zavaleta Luna Victoria expresó “eran brujas”. “Sí, eran brujas” confirmó doña Antonia.
Aparición de los patos y su canto en plena media noche que podían ser oídos por un poblador.
Gente del lugar, don Luis Zavaleta Luna Victoria y doña Antonia Isabel Ramírez de Siche

Fuente oral
Antonia Isabel Ramírez de Siche (56 años).